[Reseña] The Alienist

Después de esperar con ansias el estreno de esta miniserie con sus más y sus menos (más menos en realidad por desgracia), os traigo mi reseña. Aviso de antemano que seguramente sea ‘unpopular’, quiero decir con esto que siempre os animo a verla para que juzguéis por vuestra cuenta, y si ya la habéis visto me encantaría saber vuestra opinión al respecto.

The Alienist se nos presenta con un Nueva York del siglo XIX bastante oscuro, calles sucias, pobreza, niebla, burdeles a rebosar tanto de prostitutas como de niños travestidos ejerciendo tal trabajo. La historia da comienzo cuando aparece en mitad de la noche el cadáver de un niño tirado en medio de la construcción de un puente, y ahí, es donde empieza la aventura de nuestros protagonistas. [más información]

Voy a ser totalmente franca con ustedes, a mí The Alienist me ha parecido un serie decente, entretenida pero que no llega a estar aceptable del todo. Empezando por los escenarios, admito que claramente te traslada a lo que quiere mostrarnos su creador y el equipo de ésta. Es un Nueva York oscuro sumergido en una gran pobreza, y al otro lado, el de los ciudadanos pudientes. Digamos que nos enseña correctamente las dos caras de la moneda pero es eso, correcto y ya está. Al vestuario sí que le doy un aprobado alto, empezando por el de John Moore y sus vistosos chalecos y terminando por Sarah Howard, y lo increíblemente hermosos que son sus vestidos, aunque no deje de chirriarme el último que lleva, aunque bello, no me parece muy acorde a la época, pero sí su recogido.

 

Dejando de lado este apartado, os hablo ahora de los personajes. Debo destacar que estoy especialmente molesta con el personaje de Sarah Howard, personaje feminista que no duda en mostrar que a pesar de ser mujer puede hacer lo mismo que el género opuesto, no obstante Sarah es un lienzo que está sin acabar y he ahí mi cabreo. El mensaje queda claro, pero se queda en la superficie y al final acabé descontenta con su desarrollo (bueno, no hay mucho desarrollo en general). John Moore es quizá la nota discordante en la serie, es el que está ahí para hacerte reír, con el que el espectador puede empatizar puesto que vive cada caso con verdadero horror, tristeza e incluso nauseas es, demasiado sentimental y le pasa aunque no se note de la misma forma, lo mismo que a Sarah. En la serie nos quieren mostrar los traumas de éste, pero no ahondan más allá que algún que otro flashback y sus vicios con el alcohol y los burdeles, y es que así es imposible entender bien al personaje. Y Laszlo es sin duda el peor personaje construido. Si lo que pretendían era que me cayera mal, bravo, porque así ha sido. A Laszlo lo pintan como un ser que no sabe nada sobre los sentimientos y de sopetón me lo meten en una relación amorosa. No sé si logro explicarme, pero la evolución de él de un episodio a otro está mal llevada y por consiguiente queda todo muy forzado.

Imagen relacionada

Al igual que eso, forzada es también la relación entre John y Sarah. Sarah no muestra interés alguno en John en ningún momento, y mucho menos vi la química entre ambos, aunque para ser justa John muestra al menos interés en Sarah desde un principio, pero en ella no se ve un ápice de tal cosa dejando claro que lo importante para ella es su carrera, que no tiene interés en más nada y porque en cierto modo no se fía de él, vale, pero de igual forma no está bien enfocado lo que pretenden que vea el espectador; una futura pareja. Para finalizar, uno de los puntos importantes y por el cual me llamó la atención esta serie, la trama y su desarrollo, y como no, qué me pareció el desenlace de esta. La trama promete y mucho, pero personalmente cuando van avanzando los episodios voy perdiendo el interés por ella, aunque a lo que no pierdo el interés es a la relación entre los protagonistas, cosa que no debería ser así del todo cuando la serie lo que pretende es mantenerte enganchada deseando ver el siguiente episodio. Pues conmigo no pasó, conforme avanzaban solo quería saber más de cada personaje, puesto que en eso, la serie tampoco es que se haya esforzado mucho en mostrarlo, salvo en los últimos episodios que sí sabemos al fin, el pasado tormentoso de uno de ellos y que, al final no me pareció nada del otro mundo.

Resultado de imagen de wait what gif

La serie no pretende que nos rebanemos los sesos deduciendo quién es el asesino puesto que no es alguien que veamos a lo largo de ésta. Es cierto que hay un giro que descoloca al espectador y se agradece pero más allá de eso, el asesino no es reseñable, a lo mejor su historia que personalmente es otro punto negativo. No me gustó nada la forma de explicarnos el pasado del asesino, y la aparición de éste fue cuanto menos mediocre para las vueltas que dan los personajes (que no dan solo una o dos). En resumen, es una serie que entretiene, que toca un tema bastante crudo y que por desgracia no han sido capaces de llevar. Recuerda vagamente a la ya finalizada serie Ripper Street en el apartado técnico pero poco más (puntualizo por comparaciones). Si lo que esperas es una serie de asesinatos e intriga y no te importa tanto el desarrollo como a mí, quizás la disfrutes.

 

Puntuación

★★ ½✰✰

 

 

La puntuación del espectador
[Total: 1 Media: 4]

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: